III Curso de Música de Viento y Percusión

Durante toda la semana, pasear por cualquier callejuela de Brihuega se convierte no sólo en una experiencia visual grata sino sonora. Hasta el sábado 19, las notas musicales provenientes de instrumentos de viento y percusión toman las calles briocenses con motivo de la celebración del Curso de Música que se está desarrollando en distintas instalaciones municipales que el Ayuntamiento ha cedido a la Banda de Música de Brihuega para su impartición estos días de verano.

Se trata del III Curso de Verano de Música, que se desarrolla del 14 al 19 de julio en un entorno singular, el Jardín de la Alcarria, y dentro de ella, en las distintas dependencias cedidas por el Consistorio para que los alumnos participantes puedan aprender y dejar surgir sus conocimientos musicales.

Organizado por la Banda de Brihuega con la colaboración del Ayuntamiento, este año el curso cuenta con casi medio centenar de inscripciones.

Pero su particularidad radica esencialmente en que al impartirse las clases de los distintos instrumentos en diferentes dependencias municipales, las notas y melodías creadas saliendo de oboes, flautas, trompetas, clarinetes, metales, saxofones … se pueden escuchar por todo el pueblo, que, sin duda, se hace partícipe de este evento musical.

Sin límite de edad, en este curso participan tanto alumnos de la propia Escuela de la Banda de Música de Brihuega como de conservatorios de grado elemental y de grado superior de toda España. En su mayoría con un conocimiento importante del propio instrumento que estudian pero también hay quien llega con intención de iniciarse en la música, que igualmente tienen cabida.

En cuanto al elenco de profesores con que cuenta, es, sin duda, la mejor garantía del éxito de este curso musical que lidera Raquel Sánchez-Pardo, directora de la Banda briocense.

“Estos días, vas por cualquier calle de Brihuega y, de repente se escucha el sonido de los clarinetes desde “San José”, los oboes… , o los metales algo más lejos, y las flautas surgiendo de algún punto cercano al Ayuntamiento….”, dice entusiasmada Sánchez-Pardo.

Se trata de un bello y sobrecogedor espectáculo en una tierra que ha dado y sigue dando grandes compositores de la vida musical española como Diego Durón, Sebastián Durón, Bernardino de Brihuega, y en la actualidad Jesús Villa-Rojo.

La Banda de Música de Brihuega que dirige desde hace nueve temporadas Raquel Sánchez-Pardo, es pionera en proyectos musicales, siendo este curso musical de verano uno de ellos, u un curso al que la crisis ha dejado de lado como lo demuestra la alta participación de estudiantes y el alto nivel del profesorado participante, atraído no sólo por el amor a la música sino por el encomiable y maravilloso entorno de la Alcarria en el que se ha organizado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s